El canon en las bibliotecas, esa gran mentira

Publicado: 8 de marzo de 2013 de webjoram en Opinión
Etiquetas:, , , ,

nopagoLas sociedades de gestión de derechos de autor también se enfrentan con las consecuencias de la crisis económica y presionan al Ministerio de Cultura para que cambie las normas para la recaudación de llamado “canon por préstamo” que todas las bibliotecas publicas deben pagar.

Aunque es algo antiguo es muy interesante esta entrada del blog Una vuelta por la Red donde explican cual es el procedimiento de recaudación de este canon y sobretodo como es el “reparto del pastel”.

Hasta ahora el canon por préstamo establece que se abonara a las sociedades de gestión 20 céntimos de euro por cada obra comprada por una biblioteca pública para su uso por el servicio de préstamo y que el responsable del pago de dicho canon sera la administración de la que dependa la biblioteca. Obviamente cuando se aprobó este canon en 2007 las sociedades de gestión se las prometían muy felices pero la aplicación practica de este canon ha tenido dos grandes problemas:

  1. La mayor parte de las bibliotecas públicas españolas dependen administrativamente de los ayuntamientos y muchos han sido reacios al pago de dicho canon o directamente se han negado a ello entre otras razones a causa de la crisis económica.
  2. La crisis económica ha provocado una considerable disminución de los presupuestos de compra de nuevos materiales en las bibliotecas y esto obviamente se ha visto reflejado en la recaudación del canon.

Sin embargo si pensábamos que CEDRO y compañía se iba a quedar de brazos cruzados ante este situación es que no los conocemos bien y desde hace algún tiempo han estado presionando al Ministerio de Cultura para que cambie el procedimiento de recaudación y a la vista del borrador que el Ministerio ha presentado parece que lo han conseguido. El acceso al borrador donde se regula el canon por el préstamo de libros lo podemos encontrar en el siguiente enlace de ANABAD.

Los principales cambios que se producen en el borrador los podemos centrar en dos aspectos:

  1. Establece que sea la administración central o la autonómica las que paguen a las entidades de gestión el canon de todas las bibliotecas (no sólo de aquellas de las que sean titulares). Con esta jugada las sociedades de gestión se quitan de encima dos grandes problemas, por un lado convierte al Estado o las CCAA en sus recaudadores y se ahorran la gestión de este proceso y por otro lado soslayan el problema con los ayuntamientos que no pueden o no quieren pagar ya que sera el Estado el que adelante el dinero del canon y el que después se las vera con los ayuntamientos para “aclarar cuentas”.
  2. Se establece un nuevo sistema de calculo del canon. Ahora lo importante, mira por donde, no sera que una obra se compre para ser usada en préstamo sino que se pagará por cada préstamo que se realice. No pongamos el grito en el cielo tan pronto, en su magnanimidad, CEDRO y compañía consienten en reducir el canon anterior de 20 céntimos a 16 y solo se pagara 5 céntimos por cada préstamo de una obra DE POR VIDA. Para que lo entendamos con el sistema anterior un libro pagaba 20 céntimos por su compra UNA ÚNICA VEZ y ahora un libro comprado y que tenga un solo préstamo ya pagara 21 céntimos pero, esto es lo importante, seguirá pagando el canon cada año por los prestamos que tenga, esto es, si el siguiente año tiene 4 prestamos por ejemplo volverá a pagar 20 céntimos de canon y así hasta que el libro se caiga a pedazos y la biblioteca lo de de baja. Otro detalle más importante aun todos los libros que existían en la biblioteca antes de 2007, cuando se estableció el canon, a partir de ahora también pagaran ese canon, incluidos los libros libres de derechos de autor o aquellos que han sido donados por los propios autores o por usuarios de la propia biblioteca.

Hay que reconocer que estos de CEDRO cuando se ponen a pensar son unos linces porque sin hacer mucho ruido o eso pretenden le van a pegar un tajo importante al presupuesto del Estado Español y van a conseguir unos pingues beneficios a costa de nuestros impuestos.

Por otro lado estoy totalmente en desacuerdo con la opinión de que la labor que realizan las bibliotecas de promoción de la lectura vaya en detrimento de las ventas de libros, justificación que constantemente esgrimen las sociedades de gestión para justificar la aplicación de este canon. En buena lógica, para que alguien quiera comprar un producto tiene que sentir la necesidad del mismo, y mientras no se demuestre lo contrario los libros los compran los lectores y los lectores en buena medida se crean y se forman gracias a las bibliotecas.

Por todo esto yo abogo por el NO AL CANON POR PRÉSTAMO y porque no nos callemos ante este expolio que se realiza de la arcas publicas, y no nos engañemos, este dinero que ahora se paga a las sociedades de gestión va en detrimento de la cultura y de la prestación de un servicio publico tan importante como son las bibliotecas y más en esta época de crisis donde muchas personas vuelven su mirada hacia estas instituciones donde poder satisfacer sus necesidades de información y ocio de una manera gratuita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s