Reseña: Grendel de John Gardner

Publicado: 5 de agosto de 2013 de webjoram en Reseñas
Etiquetas:,

51PUofogt3LSinopsis: En Grendel, John Gardner nos propone un nuevo punto de vista sobre el clásico de la literatura anglosajona Beowulf. Grendel es un monstruo que acosa el poblado de los scyldings, en la antigua Dinamarca, pero, a diferencia de lo que sucede en la obra original, los motivos que lo empujan no son la rabia y el instinto animal, sino otros de naturaleza más sofisticada. En su guerra contra los hombres, Grendel busca explicación al sentido del universo y al papel que cada uno de nosotros desempeña en la vida.

Grendel es un monstruo malvado, ruin y físicamente desagradable. A pesar de estos “dones” acabas tomándole cariño. Grendel es un niño y como cualquier niño necesita cariño, amor y sobre todo no sentirse solo. Cuando descubre que no podrá tener nada de eso, que en cierto modo es “único” y que por eso mismo será siempre rechazado reacciona como cualquier niño, destrozando todo a su alrededor y odiando a aquellos de los que desea su amor.

Desde las primeras páginas de este libro te das cuenta que esta novela es más que una historia fantástica, es un auténtico tratado sobre la humanidad y sobre la maldad que todos llevamos dentro. El gran castigo de Grendel es ser consciente de sus deseos frustrados y sentirse en cierto modo “inmune” a la muerte y al paso del tiempo. Su inmunidad le hace sentirse superior a los hombres y creer que puede dar rienda suelta a sus instintos más primarios. Grendel es la máxima expresión de la humanidad cuando no se siente atada a ninguna norma ni teme ser castigada por sus actos.

En su lucha con los hombres, Grendel no deja de analizarlos, intenta comprender sus actos y las incongruencias de su comportamiento. No entiende sus mentiras y la manera que tienen de adaptar el mundo a sus necesidades. En cierto modo Grendel siente que él es un elemento corrector de la “bonita historia” de heroicidades y grandes hechos que los hombres se cuentan a si mismos.

Grendel no siente que sea malvado, obviamente es consciente que hace daño a los hombres, que en cierto modo se ríe de ellos, pero no es consciente de que sus actos son malvados. Como un niño que en el fondo es, Grendel se lo toma todo como un juego, como una manera de relacionarse con los hombres y aunque con el tiempo es consciente de que este “juego” tiene que acabar mal para  él no puede dejarlo.

El final de la novela es conocido pero no por ello menos esperado. Todos sabemos que Grendel debe pagar por sus actos. Necesitamos que Grendel sea castigado, aunque en el fondo somos conscientes de que realmente él no es totalmente culpable de sus actos. Son las circunstancias, la vida, su propia naturaleza la que de alguna manera le han llevado por “el mal camino”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s