Archivos de la categoría ‘Opinión’

lektuEl 15 de abril de 2014 fue el pistoletazo de salida de una nueva plataforma de venta de ebooks llamada Lektu. Esta plataforma liderada por Alejo Cuervo y Gigamesh busca configurarse como una alternativa real a Amazon y a otras grandes plataformas de venta de ebooks.
En esta nueva aventura Alejo Cuervo se ha rodeado de un equipo con amplia experiencia en el comercio online y la edición digital. Este equipo esta formado por David Fernández, fundador de la librería online Cyberdark.net, Farid Fleifel, anteriormente CTO en Amazon BuyVIP y Director de Innovación en Spanair, y Cristina Macía con amplia experiencia en el mercado editorial como autora, traductora y coordinadora de publicaciones.
La calidad y valía de las personas implicadas en este proyecto ha provocado que aún antes de su inauguración se sucedieran las filtraciones y rumores sobre lo que nos podríamos encontrar. Normalmente en estos casos el hype suele acabar en frustración cuando las expectativas no se cumplen.

Es verdad que Lektu mejora en muchos aspectos a otras plataformas de venta de ebooks. Estas ventajas han sido ampliamente publicitadas en diversos blogs (aquí y aquí tenéis una muestra). Sin embargo no es menos cierto que también existen sombras.

Hablar de los inconvenientes de un producto o criticar un determinado servicio suele ser fácil. Ya sabéis es más fácil destruir que construir. Con esta idea en mente y a pesar de las dudas que me generaba Lektu decidí darme un tiempo prudencial para analizar mis impresiones y no dejarme llevar por la frustración de unas expectativas no cumplidas.

Pasado un mes desde su inauguración y tras haber echo uso de los servicios que ofrece creo que ya estoy en situación de poder valorar lo que ofrece Lektu, y sobretodo, lo que no ofrece.

Las ventajas de Lektu ya están más que publicitadas y en lineas generales estoy de acuerdo con lo que se ha escrito sobre ella. Los enlaces que he mencionado anteriormente son un buen ejemplo de las cosas buenas que ha implementado y que indudablemente son un paso adelante positivo.

Dicho esto creo que es más interesarme centrarme en cuales son los inconvenientes a los que se enfrenta Lektu y que pueden lastrar su futuro.

  1. Plataforma enfocada a las pequeñas editoriales. La mayoría de las pequeñas editoriales españolas están descontentas del trato que reciben de Amazon o eso dicen. Sus quejas son variadas pero se centran fundamentalmente en tres aspectos: Porcentaje de precio de venta que se queda Amazon, Política de promociones muy agresivas y la competencia “desleal” del programa Kindle Publishing. Lektu surge como respuesta a esta situación e intenta captar socios entre los descontentos. La idea en si no es mala, ya se sabe que la unión hace la fuerza, pero en este caso la suma de estas pequeñas editoriales pinta un cuadro con bastantes problemas. En primer lugar tus socios marcan el carácter de tu negocio, y Lektu se configura como una plataforma de nicho, abocada a gestionar escasos fondos editoriales y de temáticas muy específicas (Ciencia ficción, Fantasía y Terror). Es cierto que esta formula funcionó en el pasado con las librerías físicas (Gigamesh) y las tiendas virtuales (Cyberdark.net) pero las circunstancias actuales no son las mismas y desde luego no es lo que los usuarios estamos reclamando. Hoy en día los usuarios reclaman una oferta integral y variada, no queremos tener que recurrir a diversos servicios cuando buscamos una obra u otra. Con el planteamiento actual de Lektu es difícil que un futuro cercano veamos los fondos de las grandes editoriales (Grupo Planeta, Random House Mondadori, Santillana, RBA Editores) en su catalogo y sin ellos su influencia en el mercado español será intrascendente.
  2. Catalogo de ebooks. Esta es una consecuencia directa del punto anterior. Lektu empezó con un catalogo de apenas 200 títulos. En el momento de la publicación de esta entrada creo que el catalogo supera los 300 títulos… No hay que ser un gran matemático para comprobar que la comparación con otras plataformas es cuando menos insultante. Incluso la infame Libranda nació con un catalogo mayor y ya sabemos como acabo… No es malo tener un catalogo pequeño, pero en esos casos el contenido del mismo se convierte en un elemento crucial y como veremos en el siguiente punto la oferta editorial de Lektu es en el mejor de los casos mejorable… Es cierto que desde su cuenta de twitter informan de que próximamente tendrán novedades interesantes pero el mercado reclama realidades no promesas.
  3. Novedades editoriales. Aceptemos que queremos ser un negocio pequeño, centrarnos en el trato al cliente, con pocos productos pero de gran calidad y… Basta de soñar porque con ese planteamiento en un mundo globalizado estas condenado al fracaso y más cuando ni tu mismo sigues tus premisas. Lektu es un negocio, como ya veremos en el siguiente punto, y su objetivo es vender ebooks y para eso tienes que ofertar productos que el cliente quiera comprar. En el mercado del libro lo que capta la atención y vende son las NOVEDADES. Pretender crear una plataforma con el reclamo de Gigamesh, Sinerrata o Valdemar como editoriales mas conocidas y no ofrecer las novedades de estas editoriales en pegarte un tiro en el pie y tomar por tontos a los clientes. Ahora es cuando me decís: ¡Tienen las novelas de Juego de Tronos! y yo os digo: ¡SOLO TIENE LAS NOVELAS DE JUEGO DE TRONOS! ¿Donde están las otras novelas de George R.R. Martin? ¿O las novelas de Lankhmar, de Tim Powers, de Lovecraft o de Terry Pratchett? Yo os lo diré: En su catalogo de papel. Lo que demuestra esta política es que las editoriales no quieren arriesgarse poniendo a la venta ebooks que les resten negocio al papel. Todavía están ancladas al pasado y no son conscientes de que hay que avanzar. Nadie les va a quitar ventas porque esos libros ya están “gratis” en la red. Tu única posibilidad es ponerlos a la venta igualmente, a un precio razonable, y fidelizar clientes que usen tu plataforma para futuras compras antes de buscar en otros sitios. El caso de Juego de Tronos no es más que un caramelo para atraer usuarios.
  4. Precio. El dinero, el vil dinero, tan despreciado por todos y que por desgracia suele condicionar cualquier proyecto. Desde que se empezó a hablar de Lektu uno de los comentarios más oídos en la red era que los precios de los ebooks iban a ser justos y por supuesto más baratos que los establecidos por las grandes editoriales. Puesta en marcha la plataforma hemos visto que la barrera psicológica esta en los 10€ y vemos muchos libros por 5€ o menos. De entrada podemos pensar que son precios bajos, pero eso no es cierto. La mayoría de las novelas que tienen un precio razonable pertenecen a una de estas tres categorías: a) Autores nobeles o desconocidos del gran público b) Recopilaciones de relatos o cuentos y c) obras clásicas de género. En definitiva lo mismo que ofrece Amazon. Las obras realmente interesantes para el público en general están entre los 6,50€ de Juego de Tronos o los 9,50€ de Danza de Dragones. La prueba definitiva de esta absurda política de precios la veremos cuando en la plataforma se pongan a la venta autenticas novedades (si es que alguna vez se publican…) y ya veremos a que precio . Se que el tema del precio es muy controvertido y que cada uno tiene su opinión. En mi caso mi barrera psicológica para comprar un libro esta en los 6-7€ para una novedad (no más de seis meses en el mercado) y desde luego hoy por hoy no voy a comprar ningún ebook que supere ese precio y creo que para desgracia de Lektu muchos piensan como yo.

Analizados los puntos anteriores mi opinión final es que Lektu es un experimento. Me da la sensación de que el equipo detrás de la plataforma sabe lo que quiere el usuario pero por diversas razones no lo han plasmado plenamente. Quizás sea por imposición de las editoriales, por falta de visión, por miedo a equivocarse… En cualquier caso creo que si no rectifican posiblemente nos encontremos ante un nuevo intento fallido.

No quiero acabar esta entrada sin plantear mi visión del problema. Como comente al principio criticar es fácil y puede hacerlo cualquiera. Realizar una crítica constructiva parte de la idea de plantear cambios que resuelvan problemas.
En mi opinión lo primero que tenemos que tener claro es el análisis de la situación. Preguntémonos por que surgen las web de descargas y que encuentran los usuarios en ellas:

  • Por carecer de acceso a contenidos legales.
  • Por que en esas web encuentran una amplia oferta de contenidos y formatos
  • Por que tienen un precio competitivo (Este último punto no es una tomadura de pelo).

La solución al problema de la piratería empieza porque la industria asuma lo que estas webs hacen bien y lo repliquen o incluso lo mejoren. Veamos como puede hacerse:

  • Para empezar, las editoriales tienen que tener todo su catalogo disponible, tanto las novedades editoriales como el “fondo de armario”. Eliminemos el concepto de obra descatalogada. Nos sorprenderíamos de la cantidad de gente que esta dispuesta a pagar por obras que llevan sin editarse 20 años. Obviamente esta decisión tiene un coste, digitalizar fondo que solo esta en papel no es fácil ni barato, pero a largo plazo es una inversión y como tal hay que entenderla. Además nada impide a una editorial aprovecharse del trabajo de digitalización hecho por las web de descargas, al fin y al cabo los derechos de las obras son tuyos. Las webs con mas fondos piratas no superan los 20.000 en castellano y la calidad de muchos de ellos es discutible. Una oferta conjunta y de calidad de los grandes grupos editoriales superaría ampliamente lo que ofrecen estas webs.
  • Los ebooks mejor editados y con mas características añadidas son los míos. Podrás encontrar una copia barata de mi novela en Epublibre o Papyrefb2 pero si realmente quieres disfrutar del libro la mejor versión es la mía. No tendrás errores ortográficos o tipográficos, tendrás servicios de sincronización, podrás compartir tus impresiones con otros lectores, etc.. En definitiva mejorar la oferta existente ya que no puedes eliminarla.
  • No puedo vender los ebooks a 0€ pero si puedo darle valor añadido a mi producto y ajustar el precio para que sea interesante y atrayente. Busca nuevos modelos de negocio que se adapten a tu producto y que sean interesantes para el usuario (servicios de suscripción, promociones, publicidad, etc.). Añadele funcionalidades a tu producto que la competencia no pueda replicar (sincronización de contenidos, compra desde dispositivos de lectura, actualización de ediciones, préstamo de ebooks, venta de packs papel+ebook o ebook+audiolibro, adelantos editoriales, etc.) Como en cualquier negocio mi primer objetivo es crear una base de clientes estable y publicitar las ventajas de mi producto frente al de la competencia. En este sentido no es mala política acabar con la falacia del todo gratis. En Internet nada es gratuito, otra cosa es como nos cobran por determinados servicios o productos. Hacer una labor de concienciación  sobre este tema y dar publicidad sobre como se mantienen las páginas web de descarga puede ser interesante. A nadie le gusta que descargar un libro “gratis” conlleve la instalación de malware, o que venden mis datos de registro a empresas de publicidad o que te inundan la pantalla con banners de publicidad, etc. Pon en contexto tu producto, diferencialo de la competencia y sobretodo no criminalices el comportamiento de tus clientes. Si quieres que cambien ofreceles algo mejor.

Una última reflexión. El comprador, sobretodo cuando esta realizando adquisiciones de productos de ocio, busca refuerzos positivos de su actividad. Para entendernos, si conseguimos que los usuarios se encuentren satisfechos con el proceso de compra más allá de que el producto en si cumpla sus expectativas  nos habremos apuntado un tanto. Sin embargo si sienten que han sido engañados, que han pagado de más o que no compensa el esfuerzo entonces posiblemente no repitan.

No soy un inocente, se que lo que planteo aquí es difícil. Requiere de los grandes grupos editoriales iniciativa para cambiar un modelo de negocio que lleva siglos; adoptar muchos riesgos; llegar a acuerdos con los autores; y sobretodo, realizar grandes inversiones sin tener la seguridad de triunfar. Como vemos muchas piedras en el camino para un negocio excesivamente tradicional. El problema es que durante años no han tomado la iniciativa y han surgido otras formas de consumir contenidos, cambiar esta tendencia ahora va a costar más pero no les queda opción. La política represiva, las leyes que buscan criminalizar a los usuarios o limitar el uso de tecnologías como el P2P están condenadas al fracaso. En el mejor de los casos retrasaran la adopción de un nuevo modelo de negocio pero nada más.

Solo tengo dos cosas seguras sobre lo que nos deparara el futuro del libro:

  1. Las editoriales están condenadas a desaparecer tal y como las conocemos. De ellas depende que el nuevo intermediario entre el autor y sus lectores surja de sus entrañas o ese puesto sea ocupado por un nuevo actor.
  2. El libro, los autores y los lectores son los únicos actores de esta tragedia que tienen asegurado un futuro. No se en que forma ni como se establecerán las relaciones pero mientras exista alguien dispuesto a disfrutar de una buena historia y de alguien con algo que contar existirá un medio y un soporte para que se pongan en contacto…

 

 

Anuncios

Podcasts (I): aclarando conceptos

Publicado: 9 de mayo de 2014 de webjoram en Opinión, Sabías que...?, Tecnología
Etiquetas:, , , ,

No me considero geek o friki, y menos cuando esas palabras son utilizadas con un cierto tono despectivo o peyorativo, pero si he de reconocer que  las personas que estamos muy interesadas por la tecnología muchas veces no somos conscientes de que muchos de los servicios o productos que utilizamos no son tan conocidos/utilizados por el resto de los mortales. Blogs, Feed o Podcast no son términos tan usuales como creemos. Esta dura realidad me golpeo hace unos días hablando con unos amigos sobre las aplicaciones que tenía instaladas en mi móvil, en concreto sobre Pocket Cast, la aplicación que uso para escuchar podcast.  Ninguno de mis amigos sabía lo que era un podcast ni para que servía y no estamos hablando de “analfabetos tecnológicos” sino que son usuarios habituales de redes sociales e Internet. En ese momento fui consciente de hasta que punto los “geeks” podemos ser ajenos a la realidad que nos rodea.

Después de aquella reunión me di cuenta que este tema podía dar para unas entradas en el blog y eso es lo que pretendo hacer. Si eres un obseso de Internet posiblemente ya sabes de que estoy hablando y puedes dejar de leer… o no. Sin embargo, si perteneces a esa inmensa mayoría de gente que no ha oído hablar en su vida de podcasts entonces quédate conmigo y quizás descubras un mundo nuevo y apasionante lleno de posibilidades de ocio y, porque no, de formación.

Tú decides…

He decidido dividir este tema en tres entradas. En esta voy a intentar explicar que es un podcast y que podemos hacer con ellos. En una segunda entrada hablaré de algunas aplicaciones que nos pueden facilitar la gestión de nuestros podcasts y por último haré una entrada con una lista de podcasts interesantes que podemos escuchar y que pueden servir como punto de partida para iniciarte en este mundo.

¿Qué es un podcast?

Es difícil definir lo que es un podcast, quizás la mejor manera sea diciendo lo que no es:

  • No es un programa de radio, aunque hoy en día casi todos los programas de radio tienen un canal de podcast desde el que poder descargar y oír los programas ya emitidos.
  • No es una emisión de radio en directo por Internet (streaming) aunque existen algunas plataformas de podcasting que simulan el funcionamiento de las emisoras de radio tradicionales aunque circunscritas a Internet (radio Podcastellano).

En pocas palabras podríamos equipararlo a un blog en formato audio. Esto es, un archivo de audio que una o varias personas graban tratando uno o varios temas y que después de ser producido y editado es subido a una pagina web o servicio de suscripción desde el que los demás usuarios pueden descargarlo y oírlo. Al igual que ocurre con los blogs existen inmensas posibilidades a tratar en estos audios, podemos hablar de política, televisión, cine y películas, tecnología, videojuegos, tutoriales, guías de viajes, historia, literatura, etc…

Los podcast en su mayor parte son gratuitos, por lo menos en el ámbito hispanohablante. En algunos casos los autores realizan algunas iniciativas con el fin de recaudar fondos para el mantenimiento del podcast pero en ningún caso es obligatorio. Son programas que sus autores graban por el deseo de compartir sus experiencias, opiniones o conocimientos con el público en general. Aunque no son emisiones “profesionales” muchos de estos podcasts tienen una gran calidad tanto en el audio como en la preparación de los temas. Otros, obviamente, suplen estas carencias con mucha dedicación y esfuerzo.

¿Servicios de Suscripción?

Como podéis ver cualquier cosa en la que podáis pensar puede tener su reflejo en un podcast. Normalmente la gente que realiza un podcast lo difunde a través de una página web o un blog. El problema con este sistema es que los usuarios tienen que buscar en Internet la direcciones web de esos podcast lo cual dificulta mucho su difusión ¿Solución? Desarrollar un servicio que funcione como directorio de podcast. Estas páginas web son las que llamamos servicios de suscripción. Básicamente estas son enormes bases de datos donde se encuentran almacenados miles de podcast organizados por categorías e idiomas. Gracias a estas plataformas podemos buscar los podcast que queramos y suscribirnos a ellos. Hay muchos de estos servicios pero el más importante a nivel mundial es Itunes que ademas fue el pionero en el desarrollo de podcasts. En el ámbito castellano son también muy conocidos Spreaker e Ivoox.

¿Qué es una suscripción?

Básicamente consiste en hacernos “seguidor” de un podcast. Para escuchar un episodio de un podcast no es obligatorio suscribirnos. Podemos descargar un episodio suelto oírlo y ya esta, pero cuando te interesa seguir las emisiones de un determinado podcast lo mejor es suscribirte a él. Gracias a la suscripción conseguimos determinadas ventajas:

  • Nos mantiene informados cuando aparecen nuevos episodios
  • Nos marca los episodios ya escuchados
  • Nos permite gestionar automáticamente la descarga de nuevos episodios si así lo deseamos.

Existen numerosos programas para llevar a cabo la suscripción a podcasts, los tres servicios mencionados anteriormente tienen sus propios programas de suscripción. También existen aplicaciones para móviles que realizan la misma función teniendo la ventaja de que podemos oír nuestros episodios en el móvil. Entre las aplicaciones móviles una de las mejores es Pocket Casts que tiene versión para IOS y Android. Es de pago pero vale cada euro que pagas por ella.

Ventajas del podcast sobre la radio tradicional

El primer punto que tenemos que tener claro es que radio y podcast son dos servicios distintos pero no incompatibles, de hecho se complementan perfectamente y aún me atrevería a decir que con los programas de radio se encamina progresivamente a convertirse en canales de podcast.

La radio esta enfocada a servir a un público muy amplio y heterogéneo, su gran valor esta en la inmediatez de los contenidos que sirven. Otras ventajas son:

  • Es un servicio ampliamente extendido y con prácticamente cobertura absoluta.
  • Se requieren pocos conocimientos técnicos para poder disfrutar de ella.
  • Es realizada por profesionales y con grandes medios.

También tiene sus desventajas, las cuales se centran fundamentalmente en dos aspectos:

  • El objetivo de la mayoría de los programas de radio es llegar a cuanta más gente mejor, eso provoca que los temas tratados en estos programas sean de temática muy general o enfocados en actividades de ocio.
  • Al igual que ocurre con la TV esta condicionado por sus horarios de emisión, es decir, el público tiene que adaptar sus hábitos a los horarios en que se emiten determinados programas. Conscientes de este problema, desde hace años la mayoría de los programas de radio tradicionales ponen a disposición de sus oyentes los audios de los programas ya emitidos. Estos audios son considerados podcast aunque realmente no lo son.

Los podcast con los años se han convertido en un complemento perfecto de los programas de radio y tienen sobre estos varias ventajas muy interesantes:

  • Diversidad de temas y en muchos casos tratados con gran profundidad.
  • Libertad de horario. El oyente decide en cada momento qué escucha, donde y como.
  • Diversidad de formatos de emisión. Tienes podcast con cierta periodicidad, otros que solo se graban para eventos muy concretos (Oscar, Keynote, etc.). Con duración muy diversa, desde unos pocos minutos hasta podcast de mas de 10 horas (hay gente muy loca por el mundo).
  • Son un medio excelente para la formación. Muchos cursos de idiomas o de capacitación utilizan canales de podcast como complemento de sus cursos de formación.

En cuanto a sus desventajas, que también las tienen, se centran sobretodo en su “profesionalidad”. Los podcast por definición están realizados por personas normales, sin ánimo de lucro y en definitiva como un hobby. Estas personas son en la mayoría de los casos autodidactas, sin formación específica en el medio audiovisual. La consecuencia de este hecho es que la calidad de los podcast es muy diversa, podemos encontrar autenticas maravillas en cuanto a la calidad del sonido, edición del programa o rigor con el que se tratan los temas y otros podcast que son autenticas “mierdas” realizados sin un mínimo de preparación y con con un micrófono comprado en un mercadillo.

¿Para que sirven los Podcast?

La respuesta rápida sería: para lo que tu quieras. Si piensas en cualquier tema posiblemente existirá un podcast sobre él. Puedes utilizarlos para mantenerte informado de la actualidad, para aprender un idioma, para conocer las últimas críticas sobre los estrenos cine o televisión, para aprender a manejar una aplicación o software, para reírte, para saber que ocurre en Internet, etc…

 Si he conseguido atraer tu atención y quieres descubrir como empezar en el mundo de los podcast no te pierdas la siguiente entrada del blog donde hablaré de algunas aplicaciones y servicios para gestionarlos.

 

Podcasts (II): Aplicaciones y Gestores de Podcast

Podcasts (III): Algunos podcast interesantes

 

¿Somos clientes de segunda categoría para Amazon?

Publicado: 14 de marzo de 2014 de webjoram en Edición digital, Opinión
Etiquetas:, ,

La pregunta que abre esta entrada puede ser un poco fuerte pero después de analizarlo creo que la respuesta más sincera es .

Cierto es que Amazon ha supuesto un cambio muy importante para el comercio online en España y que su entrada ha revitalizado el mercado mejorando la competencia y haciendo que otras grandes plataformas de comercio mejoren sus políticas de venta y de atención al cliente pero eso no significa que su política e inversión en España este acorde con lo que los usuarios nos merecemos.

No puedo dejar de lado la sensación de que el mercado español y aun el europeo no son tan importantes para el gigante norteamericano como nos quieren hacer pensar. Para llegar a esta conclusión no hay nada más que revisar la cantidad de servicios que oferta Amazon en EEUU y como la mayoría de ellos no llegan o llegan descafeinados al resto de países donde tiene presencia. Es cierto que normalmente se toma como excusa para explicar esta situación las diferencias en el tratamiento de los derechos de autor en los diferentes países. En mi opinión aunque esta puede ser una razón no creo que sea la única que justifica este trato desigual. En esta comparación hemos de reconocer que Amazon UK es un caso excepcional en el ámbito europeo ya que es la única que se acerca en servicios a los ofertados en EEUU pero sin llegar a su mismo nivel.

Lo mejor para sustentar una opinión son los hechos, así que a continuación voy a reseñar alguno de los servicios que Amazon oferta en el mercado americano y que aquí no podemos disfrutar. En este caso voy a centrarme en el ámbito español para realizar la comparación pero países como Francia, Italia o Alemania no están en mejor situación.

 Amazon Instant Video

Este servicio esta enfocado al consumo de series de TV y películas mediante el sistema de streaming de vídeo. Los contenidos se pueden visualizar en la modalidad de alquiler, suscripción y compra. En sus comienzos este servicio se enfoco en el mercado americano por obvias razones ya que para que este servicio tenga cierta calidad las conexiones de los usuarios tienen que cumplir un mínimo de calidad, igualmente la gestión de los derechos de autor eran una cortapisa para su desarrollo inmediato en otros lugares. Pero hoy en día en España ya existen muchos plataformas que realizan este servicio (Wuaki, Filmin, Itunes, Xbox Video, Playstore Video, etc.) por lo que no se comprende las reticencias de Amazon a incorporar este servicio al resto de países donde tiene presencia (caso aparte es el de Amazon UK que si lo oferta). Podría entender que los precios no fueran los mismos que en el mercado americano pero no puedo aceptar que simplemente no de la posibilidad de contratarlo.

 Amazon Premium

Este servicio permite a los clientes de Amazon acceder a una serie de ventajas a cambio del pago de una cuota anual de suscripción. En USA esta cuota es de 79$ aunque parece ser que pronto subirá a los 99$. Este pago permite al cliente norteamericano disfrutar del envío gratuito de todos los pedidos, acceso a todo el catalogo de vídeo del servicio Prime Instant Video y al servicio Kindle Owners’ Lending Library que permite solicitar el préstamo de un ebook al mes dentro de un catalogo de mas de medio millón de libros incluyendo bastantes novedades. En mi opinión es una oferta realmente buena y que merece mucho la pena. Este servicio esta “implantado” en el resto de tiendas de Amazon pero “capado”. En el caso español el servicio solo garantiza el envío gratuito de los paquetes en menos de 3 días. Cierto es que con un descuento considerable ya que en España cuesta solo 15€.

Préstamo de libros Kindle

Este servicio permite a los usuarios que han comprado un ebook poder prestárselo a otro usuario al igual que si se tratara de un libro en papel. Este servicio tiene varios condicionantes que limitan su uso:

  • El préstamo debe estar permitido por el propietario de los derechos de la edición digital
  • El periodo de préstamo es de 14 días y durante ese periodo el propietario del ebook no puede acceder a el.
  • La última limitación es la que más nos interesa: “el préstamo de libros Kindle está únicamente disponible para clientes de Amazon.com residentes en los Estados Unidos”

No puedo entender esta limitación ya que como indica el servicio es necesaria la autorización del propietario de los derechos de autor. Podría darse el caso de que si un editor español quisiera editar un ebook y permitir a sus clientes que pudieran prestarlo a otros usuarios no podría hacerlo porque Amazon no se lo permite.

Si ya se que la posibilidad de que un editor español se planteara esta opción es ciencia ficción pero quien sabe lo mismo hay algún loco en la sala…

Matchbook

Este es un servicio muy interesante ya que permite a cualquier cliente que compre un libro en formato impreso, adscrito a esta promoción, tener la posibilidad adquirir su versión digital por 3$ o menos. En un primer momento muchos usuarios pueden pensar que es una tontería pagar dos veces por el mismo producto pero existen muchas situaciones que esta posibilidad es ideal. Por ejemplo no cargar con el libro en papel en un viaje, no hacer notas sobre el papel, etc… En cualquier caso la gran ventaja de este servicio es que te da esa posibilidad que ademas no se circunscribe a un periodo de tiempo sino que puedes comprar esa versión digital cuando quieras incluso para libros que compraste en Amazon antes de existiera este servicio y ahora están adscritos a el. Al igual que en el caso anterior no entiendo porque este servicio no esta disponible en España. En mi opinión sería una buena forma de recompensar a los usuarios que compran libros en papel y facilitas la transición a la edición digital. Yo estoy convencido de que el futuro del libro es la edición digital pero eso no significa que el papel vaya a desaparecer, al contrario, con el tiempo se centrara en menos ediciones pero de mayor calidad y belleza. En cierto modo es lo mismo que ha pasado con el mp3 y los discos de vinilo que se siguen vendiendo.

Autorip

Este servicio es similar al de matchbook pero enfocado al mundo de la música. Con dos salvedades: la edición digital de los discos físicos que compras es gratuita y este servicio si esta disponible en el mercado español. Lo indico aquí porque es la prueba palpable de que si Amazon quiere puede exportar muchos de sus servicios al mercado español ¿No tienen derechos de autor la música? Sí ¿Son distintos de los libros? No, entonces ¿Cuál es el problema?

X-Ray

Este es una servicio propio de Amazon que busca mejorar el consumo de contenidos dentro de la plataforma de Amazon. Gracias a esta tecnología podemos enriquecer la experiencia de uso. Por ejemplo consultar información sobre los personajes de un libro, acceder a foros sobre un determinado libro, visualizar la letra de una canción o consultar información sobre los protagonistas de una película. En el caso español solo podemos acceder a este servicio para poder ver las letras de las canciones compradas en Amazon y los ebooks en ingles que incorporen esta posibilidad. Es cierto que la implementación de este servicio no depende exclusivamente de Amazon, en el caso de los libros los editores tienen que posibilitar esta función pero en cualquier caso no es entendible que Amazon limite su uso exclusivamente a libros en inglés.

GoodReads

Llegamos al servicio que han suscitado esta entrada. Para quien no lo sepa GoodReads es una web social de recomendación de libros que fue comprada por Amazon en 2013. Esta página web es usada por millones de usuarios en todo el mundo para buscar nuevas lecturas, valorar libros, conectar con otros usuarios, etc…

Desde que Amazon compro GoodReads los usuarios de ambas plataformas esperábamos alguna forma de integración de este servicio dentro de la familia Kindle, sobretodo en sus ereaders. Esta integración aunque no tan amplia como esperábamos se anuncio a bombo y platillo cuando salio el Kindle Paperwhite de segunda generación a finales de 2013 y ahora en marzo de 2014 se ha anunciado que los Kindle Paperwhite de primera generación también dispondrán de esta función. Hasta aquí todo parece correcto, la sorpresa viene cuando se informa que esta funcionalidad solo esta disponible para kindle que estén registrados con una cuenta de Amazon USA  WTF!!!

No logro entender que razones puede argumentar Amazon para impedir que usuarios de otros países que han comprado su dispositivo igual que un usuario norteamericano tengan que ser discriminados de esa manera. El Kindle Paperwhite que se vende en España, Francia, Reino Unido, Italia o Alemania es exactamente igual al que se vende en USA y el acceso a la pagina web y a los servicios de GoodReads es gratuito y no existe ninguna limitación geográfica por lo tanto no existe razones legales o técnicas para impedir este servicio.

Como podéis ver la diversidad de servicios que oferta Amazon es amplia y sin embargo en España solo podemos acceder a una parte muy pequeña de ellos. He de decir que estos no son los únicos servicios que Amazon oferta en USA, existen muchos más, sobretodo gracias a la firma de acuerdos con Bibliotecas, Universidades y otros organismos públicos que buscan facilitar el acceso a su amplio catalogo de contenidos. No he querido reseñar esos servicios en esta entrada porque entiendo que el acceso a los mismos no depende única y exclusivamente de la propia Amazon.

Y vosotros que pensáis, ¿Es justo el trato que Amazon nos da?

En los últimos días se ha celebrado a lo largo de diversas ciudades españolas la 5ª edición de la Fiesta del Cine, un evento en el que se fomenta que el público acuda a las salas de cine reduciendo el precio de las entradas en un porcentaje muy significativo (2,90€).

A lo largo de estos días se han sucedido los artículos en prensa, blogs especializados y programas de radio alabando esta medida y resaltando por encima de todo el éxito de público que ha tenido esta iniciativa. En líneas generales la afluencia de público ha aumentado de media el 500% y la recaudación de los cines, aún con la bajada de precio, ha sido muy superior a la de un día normal de proyección.

Por las declaraciones que hemos oído y leído estos días no solo el público está contento con esta iniciativa sino que parece que las salas de cine, productores, actores y demás componentes de la industria cinematográfica han avalado la iniciativa y la consideran positiva.

Visto todo esto la pregunta que todos nos hacemos es ¿Por qué no mantener estos precios todo el año? La respuesta a esta pregunta no es fácil y desde luego no pone de acuerdo a público e industria en cuanto a las razones para no llevarla a cabo.

Los espectadores lo tienen claro, con estos precios merece la pena ir al cine para disfrutar en una gran pantalla y con un sonido de calidad de las películas y casi todos unánimemente tienen claro que de esta manera se reduciría significativamente la piratería.

La industria no es tan taxativa en sus respuestas. Veamos algunos de sus argumentos:

  1. Tienen claro que una bajada de precio mejoraría la asistencia a las salas pero también tienen claro que este aumento no sería del 500% como hemos visto estos días y desde luego para rentabilizar las proyecciones la bajada de precio no podría ser una medida unilateral de las salas, sino que todos los actores implicados deberían ajustar sus márgenes (royalties, etc…) y ahí chocan con las grandes majors americanas que no están muy por la labor.

  2. Otro elemento que esgrime la industria para no bajar los precios es la necesidad de amortizar los altos costes de adaptación de las salas de cine a las nuevas tecnologías de proyección (Digital, 3D, etc…) y que en algunos casos esta siendo una losa muy pesada.

  3. Por último esta el tema de la piratería. En líneas generales la industria cree que la bajada de precios no acabaría con la piratería porque esta muy enraizada entre el público y obviamente siempre será más barato bajarte una película de internet que ir al cine a verla. En ese sentido creen que una bajada de precio sería una manera de devaluar su producto y no solucionaría el problema.

En mi opinión ambas posturas tienen su parte de razón, y en ese sentido la solución tiene que venir de la adopción de una postura intermedia. Quizás en la coyuntura actual las salas no puedan permitirse establecer un precio tope de 2,90€ pero tampoco es razonable que el precio medio para una entrada de cine no 3D este en España en torno a los 9€, en mi opinión, un precio medio de 5€ sería mucho más razonable y llevaría más gente a las salas.

La piratería es un tema peliagudo y que requiere de una solución compleja. Para entender la situación actual debemos comprender que este fenómeno no ha surgido de un día para otro sino que tiene motivaciones que se han forjado a lo largo de muchos años. Es cortoplacista pensar que la gente se descarga contenidos simplemente para no pagar. Obviamos que para llegar a esta situación la mayoría de las personas tienen que sufrir un proceso de aprendizaje que en muchos casos implican un gran esfuerzo. Aprender a utilizar determinados programas, establecer configuraciones en los PC, realizar búsquedas de los contenidos en Internet, etc. son tareas que requieren un esfuerzo. La pregunta que debemos hacernos es ¿Por qué a pesar de estos inconvenientes se hace? La respuesta podemos encontrarlas en un cúmulo de circunstancias:

  1. El precio. La cuestión no es si una entrada de cine vale 2,8 o 10 euros, lo importante es que el público en general tiene la conciencia de que el precio del producto no es acorde a lo que se ofrece. Esta percepción sólo ha hecho aumentar en los últimos años con la política suicida de aumentar los precios cuando la lógica del mercado impone una bajada de los mismos.

  2. La disponibilidad de horarios. El público quiere ver las películas cuando quiere y no cuando les obligan. En los últimos años las salas de cine han reducido progresivamente los horarios de proyección limitando las opciones de sus usuarios y expulsandolos de la salas.

  3. Limitación de la oferta. En los últimos años se ha convertido en una práctica muy frecuente la desaparición de la cartelera de muchas películas prácticamente a los pocos días de su estreno. Hoy en día es muy raro que una película aguante más de 2 o 3 semanas en cartelera a no ser que sea un megaexito. Aún más sangrante es el caso de películas que por diversas razones se estrenan en España con semanas, meses o incluso años de retraso.

  4. Facilidad en el “acceso no legal”. No seamos hipócritas, hace unos años los usuarios que se descargaban películas era una minoría, entre otras razones porque no era fácil hacerlo. La mayoría de los usuarios que veían copias piratas era gracias a amigos que se las pasaban o porque recurrían al “top manta” pagando por ellas ¡¡WTF!! En aquella época la piratería no era un problema para la industria cinematográfica y en consecuencia no tuvo el cuidado de desarrollar y fomentar un mercado legal para cubrir esa necesidad del usuario. Hoy en día las cosas han cambiado mucho y prácticamente hasta un niño de 10 años con unos pocos conocimientos es capaz de bajarse la película que le interesa, obviamente esto ha puesto en alerta a la industria y ahora quieren tomar medidas… tarde señores. La situación actual me recuerda un comentario que hace muchos años me decía mi instructor de la autoescuela “Prefiero mil veces enseñar a conducir a un chic@ que no ha visto un coche en su vida que al listo que lleva conduciendo desde los 14 años…

Esta es mi opinión sobre la situación actual del cine y la solución para acabar con ella no es fácil pero tampoco imposible. En mi opinión para empezar a arreglarla hay que pensar en los usuarios como “potenciales clientes” y no como “desalmados piratas del todo gratis”.

Educación, para qué y para quién

Publicado: 23 de mayo de 2013 de mapilove en Opinión
Etiquetas:,


Con la nueva Ley de Educación, la popularmente conocida Ley Wert, se vuelve a dar la espalda a nuestro futuro. Una vez más, los políticos de este país articulan una ley electoralista, que va dirigida más a contentar a su núcleo de votantes que a solucionar los graves problemas que aquejan a la Educación de España desde hace ya demasiados años.

Lo que debería ser una apuesta consensuada por un cambio radical en el sistema, se convierte en una lucha demagógica sobre ideas superficiales. Nuestros gobiernos se han dedicado, sin ningún asomo de pudor, a cambiar una ley de educación por otra, a plantear la reforma de la reforma de la Educación. Se cambia el nombre las asignaturas, se introducen o eliminan materias del curriculum sin ton ni son, o se modifican el número de cursos por etapa educativa…. Y todo ello se lleva a cabo sin que exista un proyecto serio diseñado (que no guiado) por expertos, y asesorado de manera plena por los profesionales que están en contacto directo con los problemas reales: profesores, psicólogos, pedagogos,…

educacion

Cualquier persona razonable entiende que el problema del fracaso o del absentismo escolar no puede residir en una sola asignatura, ya sea “Educación para la Ciudadanía” o “Religión”. Personalmente, prefiero que la escuela pública se dedique a formar a los jóvenes como buenos ciudadanos, y deje para la esfera privada las creencias religiosas. La introducción de la asignatura de “Religión” en el curriculum, nos retrotrae  a aquella  España, no tan lejana, donde el Catolicismo controlaba en gran medida la educación de sus ciudadanos. Afortunadamente, y a ver si se enteran, en la actualidad nuestro país es un estado aconfesional, aunque a algunos estamentos les duela. Sin embargo, hecha esta puntualización, es absurdo pensar que la panacea universal resida en una sola asignatura. Es como si recetásemos una aspirina a un enfermo terminal.

Quisiera pensar que todo es fruto de la ineptitud de nuestros dirigentes, pero me temo que se trata de algo más grave. Deliberadamente, y aunque esto suene a proclama izquierdista, los poderes fácticos de este país han dejado de serlo y se han legitimado en el poder, para desde ahí abandonar la educación de nuestros jóvenes, convirtiéndolos en simples borregos ignorantes que les dejan campar a sus anchas. Porque la verdadera libertad y la verdadera democracia está basada en la EDUCACIÓN. En mi opinión, no existe una auténtica voluntad de abordar seriamente el asunto: no interesa.

Podríamos pensar que, dada la situación de crisis por la que pasamos, no es el mejor momento para realizar una reforma radical del sistema educativo. Sin embargo, creo que, precisamente por eso, es el mejor momento de empezar a apostar por las generaciones venideras. El gasto que supone un sistema totalmente gratuito y de calidad no es mucho mayor del que realizamos ahora (si no, fijémonos en el archiconocido caso de Finlandia). Se trata, como siempre, de mejorar la gestión de los recursos, eliminar lo superfluo y reforzar lo elemental. Y, por supuesto, la defensa de lo público va más allá de las creencias personales, ya sean estas políticas o religiosas.

Cambios en el Blog

Publicado: 14 de mayo de 2013 de webjoram en Opinión

Hace unos meses decidimos compartir nuestros intereses y aficiones en Internet. Con este objetivo, nos planteamos realizar un blog colaborativo en el cual plasmar nuestras inquietudes, tanto profesionales como personales, con la idea de acercarnos a otros usuarios con gustos similares.

Partiendo de esta premisa decidimos darle al blog un nombre acorde con este objetivo, ya que desde el primer momento sabíamos que la temática de las entradas iba a ser muy diversa.

Con el paso de los meses, y analizando las entradas, nos damos cuenta de que quizás un blog con esta diversidad puede crear cierta confusión en los lectores, por lo que hemos decidido reestructurar el contenido del mismo.

Con esta idea, hemos decidido cirscunscribir a este blog las entradas relativas a reseñas de libros, series de televisión, curiosidades, etc… en la cual seguiremos colaborando todos los autores y dejar para blogs personales los contenidos relativos a Psicología y Edición Digital.

Espero que entiendan estos cambios y sigan leyendonos. Para todos aquellos que les interese ver nuestros blogs personales les recomendamos que lean Encontrando el NortePapel y Bits.

Hace algunos días, comentaba con algunas personas las series de televisión que estaba viendo actualmente; una cosa llevo a la otra y, como el abuelo cebolleta (aunque no soy tan mayor, no os creáis), me puse a recordar series viejunas que había visto y de las que guardaba buenos recuerdos. Rememorando estas series, me di cuenta que a muchas de ellas les tenía un cariño especial, no por la calidad de las mismas, sino por el momento y la situación en la que las había visto, y decidí que quizás era un buen tema para un post recordar estas series y mis impresiones sobre ellas.

Para no hacer el post excesivamente largo, he decidido dividirlo en tres partes, agrupando las series por la época en las que las vi y sobretodo cómo las vi. En este primer post, me voy a centrar en las series que vi en la TV de toda la vida; esto es, obligado a estar sentado ante el televisor a una hora y día determinado, aguantado su poquito o mucho de anuncios y discutiendo en muchos casos con el resto de la familia para ver que se veía o no.

De todas las series que se emitieron en aquella época a mi me marcaron por diversos motivos las siguientes:

Twin Peaks (1990-1991)

twin peaksEl excéntrico agente del FBI Dale Cooper (Kyle MacLachlan) llega a Twin Peaks, un pequeño pueblo montañoso, para investigar el brutal asesinato de la joven y bella Laura Palmer. Con la ayuda del sheriff del pueblo, el amable Harry S. Truman (Michael Ontkean), el agente Cooper comienza a interrogar a los habitantes del pueblo y va descubriendo poco a poco que muchos de ellos esconden oscuros y misteriosos secretos.

Esta serie la tengo asociada a dos grandes acontecimientos que me marcaron: la aparición de los canales de TV privados en España (saber que había algo mas que La 1 y La 2 era impresionante) y que por fin se rompió la TV familiar, después de durar mas de 15 años, y mi padre tuvo a bien comprar una EN COLOR. Sí, señores, hasta 1990 no vi la TV en color, imaginaos la impresión que en mi joven cuerpo tuvo esta situación. La lástima es que la magnanimidad de mi padre no llego para comprarla con mando a distancia 😦

Recuerdo que esta serie fue muy promocionada por Telecinco antes de su emisión en España y su estreno fue un autentico éxito, al menos en mi casa, y desde el primer episodio simplemente me enganchó la estética de la serie y la historia que contaba. Aunque a lo largo de sus 30 episodios tuvo ciertos vaivenes y giros de guión criticables, aún hoy en día, la considero una de las mejores series que he visto.

Canción triste de Hill Street (1981-1987)

cancion-triste-de-hill-street1Relato de la vida cotidiana en una comisaría neoyorquina, que muestra la cara más humana de los personajes: sus miedos, sus flaquezas, sus relaciones personales. “Tengan cuidado ahí fuera”, recomendaba el sargento Esterhaus a sus agentes tras la rutinaria charla matinal. Hill Street Blues consiguió numerosos Emmys (los Óscar televisivos) e inauguró un nuevo estilo.

De esta serie no recuerdo exactamente cuando fue emitida por primera vez en España; pero, obviamente, yo la vi en los años 90, porque recuerdo verla en color ;-). Lo que me enganchó de esta serie, además de ser de policías, y eso a un adolescente siempre le engancha, fue la intro, esa melodía triste, el coche de policía saliendo del garaje, la estética de una ciudad plomiza con las luces del amanecer. Todo ello me atraía irremediablemente a verla. Aunque entonces no era capaz de expresarlo, era consciente de que esta no era la típica serie de policías, al estilo Magnum o Hawai 5-0 (la clásica), sino que era algo más; grandes personajes con historias muy cercanas a la realidad (aunque fuera la realidad americana), personajes con matices en los que el bien o el mal no era absoluto, en definitiva la TV se convertía en una “ventana” a la realidad. A pesar de todo esto, aún hoy en día, tengo la espina clavada de no haberla visto completa y ordenados todos los episodios; la razón: esta serie no gustaba tanto en casa y a lo largo de su emisión cambio de horario y en aquellos años uno tenía obligaciones, ir al colegio, hacer los deberes, etc …

Por otro lado, en aquella época yo no era consciente de que existían eso de las temporadas, los ciclos de emisión, etc. ; solo sabía que un episodio lo había visto o no. Esto y los cambios en la emisión,  han hecho que mi recuerdo de la misma no sea tan nítido como me gustaría

Expediente X (1993-2002)

X-Files-I-Want-To-BelieveFox Mulder y Dana Scully son dos investigadores del FBI que trabajan en el área de casos sin resolución ni explicación, ya sea por razones paranormales (espíritus, criaturas extrañas, aliens…) ya porque el gobierno se ha encargado de ocultar todo tipo de pruebas. Cuando Mulder tenía doce años, su hermana pequeña fue secuestrada por unos desconocidos, aunque según él, en una regresión hipnótica, fue abducida por extraterrestres sin que él pudiera hacer nada. Tras cursar sus estudios superiores en la universidad de Oxford, ingresó en la Academia de Quantico, donde se ganó el apodo de “siniestro”. Empezó entonces su prometedora carrera como agente del FBI encargado de investigar los “Expedientes X”. En 1993 le fue asignada como compañera la agente Dana Scully, una médico científica recién salida de la academia de Quantico, cuya misión consistía en desacreditar su trabajo. Sin embargo, con el paso del tiempo los informes de la Agente Scully empiezan a ser favorables para la cruzada personal del Agente Mulder.

¿Qué decir de esta serie? Una obra maestra que aúna lo mejor de las series procedimentales mientras mantiene una trama serializada como hilo conductor de las diferentes temporadas. Tiene como inicio la desaparición de la hermana de Fox Mulder y la creencia de éste de que fue abducida. Esta serie lo tenía todo, grandes personajes, misterios, aliens, conspiraciones… Vamos, una maravilla.

Tenía la mejor pareja protagonista que he visto en acción, con una gran química que consiguieron mantener a lo largo de las temporadas (obvio alargar el comentario por los posibles spoilers) y que estiraron hasta lo imposible el concepto de “tensión sexual no resuelta”. Lamentablemente, a partir de la séptima temporada empezó a decaer bastante y, aunque todavía veríamos algunos episodios muy buenos, las cosas ya no fueron igual que al principio. En mi opinión se alargo excesivamente, pero ese es un mal del que adolecen muchas series: que no saben cuándo acabar.

Esta serie me marco por varias razones. Junto con Twin Peaks, fue una de las pocas series (buenas) que durante esta época de mi vida visione en el orden correcto. Por desgracia, coincidiendo con la quinta temporada, mi vida cambio radicalmente: empezó mi época universitaria y, ¿cómo decirlo suavemente.?,… mis prioridades cambiaron durante algunos años, y dejé de verla.

Años más tarde, cuando la serie ya había acabado, la retomé, gracias a Emule, y la vi íntegramente y… SIN ANUNCIOS

Friends (1994-2004)

Narra las aventuras y desventuras de Rachel (Jennifer Aniston), Monica (Courteney Cox), Phoebe (Lisa Kudrow), Ross (David Schwimmer), Chandler (Matthew Perry) y Joey (Matt LeBlanc), un grupo de jóvenes amigos que viven en Manhattan. A pesar de los cambios que se producen en sus vidas, su amistad se mantiene siempre incólume y se reúnen con frecuencia en sus apartamentos o en su bar habitual.

friends-season

Mi relación con esta serie es curiosa. Nunca me han atraído las Sitcom, ya que a pesar de su corta duración, no consigo conectar con este tipo de series. Después de muchos años y series, creo que la razón fundamental es que me gustan las series con una trama que abarque varios episodios o temporadas completas; por eso, suelo huir de los procedimentales puros.

En el caso de Friends, me vi en cierto modo abocado a verla. Cuando empecé a seguirla, ya llevaba varios años en emisión, año 2000, y obviamente la cogí “empezada”; aunque esto no es muy importante para este tipo de series. La razón por la que me enganché a ella fue su horario de emisión, en torno a las 2 de la tarde, justo a la hora de comer, y en esa época de mi vida, preparando oposiciones, era prácticamente el único momento de esparcimiento que tenía durante la semana. Y no sé si era la serie o el momento de relax que suponía, que me convertí en un auténtico fan de ella. Aunque empecé tarde con la serie, gracias a la cantidad de reposiciones que se hicieron, creo que he visto prácticamente todos los episodios.

Es curioso que, a pesar de que me encantaban los personajes de esta serie, nunca me han gustado mucho los actores que los interpretaban, y cuando he visto a alguno de ellos en películas o series no han llegado a convencerme.

Con este serie acabo el periodo analógico de mi vida. En el comienzo del siglo XXI, descubrí una cosa llamada Emule y eso cambió mi forma de ver las series. Pero eso lo dejaremos para un próximo post.