Posts etiquetados ‘Viajes en el tiempo’

Es el asesino perfecto. Nadie puede pararlo. Nadie puede encontrarlo. Eso cree él. Chicago, 1931. Harper Curtis, un vagabundo violento, se topa con una casa con un secreto tan sorprendente como su retorcida naturaleza: se abre a otros momentos del tiempo. Lo utilizará para acechar a sus «luminosas», elegidas con mucho cuidado, a través de las décadas, y quitarles su brillo.

«No es culpa mía. Es tuya. No deberías ser luminosa. No deberías obligarme a hacer esto».

Chicago, 1992. Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte. Que se lo digan a Kirby Mazrachi, cuya vida se ha trastocado tras un brutal intento de asesinarla. Mientras lucha por encontrar a su atacante, su único aliado es Dan, un antiguo periodista de homicidios que se ocupó del caso y que trata de protegerla de su obsesión. A medida que Kirby avanza en la investigación descubre a otras chicas, las que no lo lograron. Las pruebas de los crímenes son… imposibles. Pero para una chica que debería estar muerta, imposible no quiere decir que no haya pasado…

Antes de empezar a hablar de este libro aviso de que es posible que cuente cosas de la trama de la novela pero es que me es imposible hablar de ella sin hacer mención a las muchas inconsistencias que tiene. Una vez dicho esto, para todo el que quiera leerlo y no le importe aquí esta mi opinión sobre este libro.

Este libro no me ha gustado nada, es un puro despropósito. Se que parezco muy tajante, voy a intentar explicarme.

Lo primero que hay que decir es que esta novela no es de ciencia ficción, así que todos los lectores que busquen este tipo de literatura que se desengañen antes de empezar a leerla. Aquí nos encontramos ante la típica novela de suspense a la cual para hacerla “mas interesante” le han añadido el componente de los viajes en el tiempo que realiza el asesino y ahí queda toda la trama de ciencia ficción.

Toda la trama sobre los viajes a distintas épocas esta muy cogida por los pelos. En ningún momento se explican cuales son las razones por las que el asesino se ve empujada a matar a determinadas mujeres, ni como las selecciona, ni como las busca, etc. (para mi lo de los objetos en la pared no es ninguna explicación). Dicho lo anterior obviamente tampoco esperemos una explicación sobre la casa que le permite viajar en el tiempo, ni como ha surgido, ni porque el asesino tiene acceso a ella mas allá de la peregrina explicación de los objetos relacionados con ella, ni porque el asesino se encuentra en un bucle temporal, etc. etc. etc.

La autora juega mucho con las paradojas temporales pero realmente no trata las mismas con un mínimo sentido, y eso nos lleva a encontrarnos muchos agujeros en la trama. Al final del libro no sabemos si nos encontramos ante un bucle temporal que se repite ad infitum o la protagonista ha conseguido romper ese bucle. Supongo que queda a la imaginación de cada uno.

En cuanto a la trama de suspense y la investigación que lleva a cabo la protagonista es otro despropósito. La acción va avanzado a saltos sin mucha consistencia y prácticamente las pistas para resolver el caso aparecen casi por encanto (minipunto para el documentalista del periódico que es un autentico crack). El remate final es como la protagonista da con el asesino, esperar 300 paginas para eso no tiene nombre.

Después de toda esta parrafasada todavía me pregunto como es que no abandone el libro y la respuesta es que realmente es muy fácil de leer y casi sin darte cuenta vas avanzando páginas hasta el final. No se explicarlo mejor, simplemente cuando me di cuenta de que este libro no merecía la pena ya lo había terminado.

Mi recomendación final es que este libro puede ser ideal como lectura veraniega o para acabar con el aburrimiento mientras esperas en una estación de tren, de autobús o en un aeropuerto. Más allá de este propósito no puedo entender que alguien pierda el tiempo en su lectura.

Anuncios